sábado, 16 de enero de 2016

El Regreso


He vuelto.

Es cierto, me había ido hacía tiempo. He estado ausente durante más de dos años, pero ahora estoy aquí. Me siento de vuelta y es el mejor reencuentro que he tenido en mucho tiempo. Y, creedme, he tenido unos cuantos en los últimos años. 

He vuelto y me había echado mucho de menos. Mi cuerpo estaba, pero mi espíritu se había perdido en alguna parte. Ahora ha aparecido más grande, más fuerte y mejor que antes. Hubo una temporada en la que pensaba que se había ido para siempre. 

No se si os ha pasado alguna vez, pero no hay peor ausencia que la de uno mismo. Porque sin ti para ayudarte, no hay nada que hacer para poder buscar. No hay rumbo. Te limitas a esperar a que vuelvas, te esfuerzas, pero no tienes la capacidad que te hace falta para encontrarte. 

Me alegro de que Laura haya vuelto. Debo admitir, aunque suene un poco egocéntrico, que siempre he sido mi héroe favorito. Me gusta contar con ese lado de mi que me cuida, que no tiene miedo, que se ríe de la adversidad y que sabe lo que valgo. Siempre he necesitado que alguien creyese en mi, pero, honestamente: sin Laura no me funcionaba. 

Ahora estoy aquí y he vuelto para quedarme. No se qué me espera este año, pero no importa. Es lo que tiene que Laura ande por aquí, que por fin, después de años sin rumbo, me siento capaz de cualquier cosa.